Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Proteínas anti desgaste

Proteínas anti desgaste

Para regenerar tejidos, usamos proteína animal; sin embargo, existen opciones más naturales

Usualmente, cuando hablamos de músculo, siempre pensamos en proteína animal. La carne, los huevos, batidos Whey y quesos son nuestro top of mind a la hora de buscar una fuente que contribuya a la regeneración del tejido muscular. Pero, ¿qué pasa con los que buscamos opciones más naturales, orgánicas o veganas?

Para la constitución del músculo, nuestro cuerpo necesita que consumamos una serie de aminoácidos esenciales. De esta manera, al sintetizarlos habremos repuesto, generado o regenerado la proteína utilizada. Estos aminoácidos no sólo se encuentran en derivados animales, sino también en fuentes vegetales.

Semillas: La linaza y la chía son semillas que cuentan con una vasta cantidad de nutrientes, pro-vitamitas, aminoácidos y ácidos grasos esenciales para nuestra supervivencia. Por eso, son súper alimentos perfectos para los deportistas que cuentan con un alto desgaste muscular. Remoja tres o cuatro cucharadas de estas semillas en un vaso con agua para activarlas. Luego de cuatro horas estarán listas para hacer un batido de frutas y verduras pre o post entrenamiento.

Quinua: Es una pseudo semilla que cuenta con todos los aminoácidos esenciales que necesitamos para la producción de proteína. Es sumamente versátil por su sabor neutro y, además, también cuenta con un alto contenido de carbohidratos de lenta asimilación. Se puede consumir en batidos, compota de frutas (de manzana con canela, por ejemplo) o guisada.

Espirulina: Es el alimento rey en el mundo vegano. Es una fuente de proteína vegetal de rápida asimilación y cuenta con un alto valor biológico que nivela el sistema nervioso, evita caer en anemias y contribuye con la generación de colágeno. Puedes consumirla en polvo, agregando un par de medidas a tu bebida favorita; si no te gusta el sabor, siempre está la opción de tomarla en pastillas.

Al ejercitarnos, nuestro cuerpo obtiene energía de nuestras reservas de grasas y carbohidratos. Si no las abastecemos de la manera correcta podemos sufrir fatiga o alguna lesión. Por otro lado, nos veremos forzados a generar catabolismo muscular. Por eso, previo al ejercicio, podemos ingerir una fuente de asimilación lenta de hidratos de carbono como la avena y, posteriormente, plátano acompañado de almendras.

Nuestro cuerpo es sabio y capaz. No es necesario ingerir siempre una proteína ya sintetizada o un suplemento químico para generar y/o evitar el desgaste muscular. Siempre podemos recurrir a la naturaleza e ingerir alimentos que no sólo contribuyan a la creación de proteína, sino que además sean de rápida asimilación, libres de sustancias artificiales.

Recuerda que siempre debemos mantener un pH alcalino. Así, nuestra sangre está oxigenada y nuestros órganos cumplen correctamente con sus funciones. Los alimentos de fuente vegetal son alcalinos, mientras que los artificiales o de fuente animal son acidificantes. Mantengamos un balance y tratemos de introducir más alimentos alcalinos a nuestra dieta.

Los textos, informaciones y opiniones publicados en este espacio son de total responsabilidade del autor. Por ende, no corresponden, necessariamente, al punto de vista de Activo.news

Sobre el autor

Andrea Tirado

Asesora nutricional vegana certificada con el 1er Máster en Alimentación Vegetariana 70% Crudivegana (Escuela de Ana Moreno, España).... VEA MÁS

¡Compartir por correo electrónico!