Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Calistenia aplicada al runner

Foto:calistenia

¿Cómo inicia una sesión de running? Lo más común entre los corredores novatos, y algunos bastante experimentados, es simplemente amarrarse sus zapatillas, estirar un poco y salir a correr. Error: este método no es el más adecuado. El principio de un entrenamiento se debe marcar, primero, por la calistenia (ve este artículo).

Pero, ¿qué es?

O, ¿cómo se hace y para qué funciona? Fácil: lo primero que debes saber es que la calistenia son una serie de ejercicios que se basan, principalmente, en hacer trabajar todo el cuerpo. Éstos buscan fortalecer y tonificar todos los grupos musculares. Lo interesante es que realizamos los ejercicios utilizando nuestro propio peso. También intenta mejorar los niveles de coordinación, control muscular y estabilidad, tan importantes a la hora de correr.

El funcionamiento de la calistenia es básico y sencillo. Se puede realizar en cualquier parte: hogar, pista atlética, calle… no hay restricciones. Una rutina “suave” de calistenia podría ser, por ejemplo, una serie de diez planchas, diez sentadillas, ocho flexiones y ocho elevaciones de pierna recostado, y repetir este circuito cuatro veces descansando 40 segundos entre cada actividad.

Los resultados que se pueden obtener son realmente beneficiosos, teniendo en cuenta que no hemos invertido nada en el gimnasio y todo el ejercicio se puede realizar en casa. Notarás mejoras en tu velocidad, flexibilidad y fuerza. La resistencia puede verse favorecida en menor grado, pero se notará una evolución. Tal vez la mejor ventaja esté en las cualidades psicomotrices: la agilidad, el equilibrio y la coordinación, donde se noratán cambios perceptibles. Anímate a practicarle, ¡realmente te traerá mejoras!

 

Ver más

Natación: el complemento perfecto para corredores

Planilla de entrenamiento: adelgaza corriendo

Entrenar frente al espejo, ¿es bueno o malo?

¡Compartir por correo electrónico!