Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Las ventajas (o desventajas) de correr con música

Algunos estudios dicen que correr con música puede ayudarnos a movernos más rápido e incluso aumentar nuestro rendimiento deportivo. Esto se debe a que, motivados por el bit de la música que escuchamos, tendemos a modificar nuestra zancada, lo que en la mayoría de los casos se traduce en aumentarla…

Investigadores de la Universidad de Gante, en Bélgica, descubrieron que nuestro oído sólo puede distinguir cambios en el tempo de la música si son superiores al 4%. Por ejemplo, si una canción tiene un tempo de 160 bpm (bits por minuto), para nuestro oído sonará al mismo ritmo que una de 165 bpm, pero para nuestras piernas este cambio sí es perceptible. Por lo tanto, si corremos al ritmo de la música, pasaremos sin problema de 160 a 165 pasos por minuto.

Conoce las ventajas y desventajas

Las ventajas de correr con música son:

  • Cuando el cansancio se apodera de nosotros, ya sea en una distancia larga o en entrenamientos muy intensos, la música nos ayuda a dar ese plus, motivándonos y llevando a nuestro cuerpo hacia una mayor velocidad.
  • Te ayuda a concentrarte y, con ello, a mejorar tu rendimiento.
  •  Te hace sentir que nunca estás solo.
  • Nos impulsa a correr más rápido.

Por otro lado…

  • Si vas por la calle o por un lugar muy transitado, puede que no estés atento y sufras algún accidente.
  • Aumentarás tu frecuencia cardíaca sin darte cuenta y si no estás atento a ello, puedes forzarte demasiado.
  • Puede que pierdas la percepción de la velocidad a la que vas corriendo.

Cualquiera que sea tu preferencia, lo mejor es que aprendas a correr con y sin música, pues dependerá siempre del objetivo que tengas en mente, del lugar donde estés entrenando y sobre todo del mood en el que te encuentres.

¿Tú que prefieres, correr con música o hacerlo sin ella?

¡Compartir por correo electrónico!