Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Técnica Wharton, ¿qué es y para qué sirve?

Jim Warthon es un entrenador y psicólogo deportivo estadounidense con amplia experiencia en rehabilitación y mejoramiento de marcas personales.

En los años 80, Phil (hijo de Jim), un aventajado y joven atleta, estaba sufriendo de escoliosis. En la búsqueda por recuperarse, encontraron que esta técnica de estiramientos y ejercitación de los músculos estaba ejerciendo un efecto notable en Phil y en su rendimiento como corredor. Jim estaba tan impresionado que por ello desarrolló la técnica a la que denominó “Estiramientos Activos Aislados” o AISS (Active Isolated Stretching System, por sus siglas en inglés). Fue así como este sistema fue creado (hace más de 20 años) y lo han desarrollado como un programa de preparación para la actividad física pero, sobre todo, para mejorar el rendimiento de los atletas que ya se encuentran en el alto rendimiento.

¿En qué consiste? Esta técnica está basada en los siguientes cuatro principios:

1.- Consigues estiramientos más eficaces y seguros cuando aíslas y estiras un músculo a la vez.

2.- Todos los músculos trabajan por parejas, por lo que en cada movimiento hay un agonista, que es responsable principal del movimiento, y un antagonista  que se opone al agonista para garantizar que no contraiga demasiado. El modo más eficaz de hacer estiramientos es contraer activamente el agonista, el músculo opuesto al que deseas estirar. El músculo designado o antagonista se relajará, entonces, preparándose para el estiramiento. Por ejemplo, si quieres estirar los femorales posteriores (los músculos largos del dorso del muslo), debes contraer los cuadríceps (el grupo de músculos localizados en la parte delantera del muslo).

3.- Si alargas un músculo demasiado rápido o en exceso, se replegará para protegerse del desgarro. Esta reacción, llamada reflejo miotático, se activa cuando el estiramiento se prolonga tres segundos. Por lo tanto, cada estiramiento no se demora más de dos segundos. Relajas el estiramiento antes de que se dispare el reflejo miotático y entonces vuelves a realizarlo. Se trabaja deprisa y suavemente, haciendo cada estiramiento de ocho a 10 veces durante un segundo y medio a dos segundos cada vez.

4.- La respiración es un componente imponente.  Como en el desarrollo de la potencia, exhalas durante la fase activa (el estiramiento) e inhalas según relajas el estiramiento.

Como pueden ver, son simples rutinas de ejercicios, que aíslan por completo al músculo para estirarlo de manera independiente al grupo de músculos al que pertenece. La ventaja: se logra un estiramiento profundo y más delicado con cada músculo del cuerpo.
Todas las lesiones del deporte son evitables, según Jim Wharton, quien ha curado de lesiones fuertes a figuras del deporte como el basquetbolista Michael Jordan y el maratonista keniano Paul Tergat.  Wharton también está convencido de que “una lesión es un error en el programa de entrenamiento”. El especialista se dio a conocer en el olimpismo cuando 33 de sus atletas de alto rendimiento ganaron medallas en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, luego de conseguir entrenar sin lesiones bajo un programa dirigido a mejorar la flexibilidad y el fortalecimiento.

No te lesiones nunca

Wharton está convencido de que “si el deportista aprende a estirarse y fortalece los músculos sin debilitar sus antagonistas no se lesiona nunca”. Lamentablemente, en el deporte profesional se violan muchas leyes elementales y por ello caen recurrentemente en lesiones que se convierten en “crónicas”.  Al haber una mala preparación partiendo de los entrenadores del deporte moderno y falta de preparación en los deportistas, es como siempre terminan mal.  Como ejemplo, está el doble plusmarquista mundial de maratón Khalid Kannouchi, a quien sacó de una grave lesión en el 2000. Sostuvo que “después de eso implantó su segunda marca del mundo, pero abandonó los ejercicios y se lesionó otra vez; razón por la cual no pudo ir a los Juegos Olímpicos de Atenas, en los que era favorito para llevarse una medalla”.

En México llegó hace poco más de 10 años y ha tenido mayor auge en corredores y jugadores de Fútbol Americano. Generalmente llegan para curar alguna lesión y una vez que prueban la técnica, no la abandonan, pues los beneficios que se obtienen de ella son excelentes.

El secreto de esta técnica es que fortalece los músculos que necesitas, según el deporte que practicas. Esa es la razón principal por la cual difícilmente te vuelves a lesionar.

¡Compartir por correo electrónico!