Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

¿Ingerir líquidos durante la comida engorda?

 

La forma en que el cuerpo humano funciona suele estar rodeada de mitos, que si no son bien explicados, terminan como verdades absolutas. ¿Cuántas veces has escuchado que la cerveza saca barriga o que comer más hidratos de carbono durante la noche engorda, o incluso beber agua en ayunas ayuda a bajar de peso?

La verdad es que muchas de estas leyendas han llegado con la  interpretación equivocada de cómo funciona nuestro cuerpo en relación a la alimentación. Muchos creen que la ingesta de líquidos durante la comida -o en el período anterior a ella- puede obstaculizar el proceso de la digestión. ¿Qué tiene de cierto esta historia?

La nutricionista deportiva brasileña Priscila di Ciero explica:

“Lo que sucede en realidad es que la ingesta de más de un vaso de jugo o agua, unos 250 ml, puede afectar negativamente el proceso de la digestión, ya que el líquido diluye los ácidos digestivos y la absorción de nutrientes se hace más lenta” dice.“Pero eso no significa necesariamente que beber durante la comida engorde”.

Por su parte, para la nutricionista Renata Oliveira,  lo que puede suceder es el aumento de la ingesta de alimentos. “Cuando una persona bebe mucho líquido durante las comidas, el cerebro demora más en darse cuenta de que está satisfecho, y así termina comiendo más de lo que está acostumbrado cuando come sin bebidas“, sostuvo la licenciada.

De esta manera, reducir la ingesta de líquidos durante la comida, y los minutos que preceden y proceden, pueden ser aconsejable. “No beber nada 30 minutos antes y 30 minutos después de la alimentación puede ser mejor“, dice Renata.

Refrigerantes

Sus sabores son a menudo tentadores. Sin embargo, los refrigerantes (gaseosas) tienen alto contenido de azúcar y están, obviamente, llenas de gas, lo que da aún más la sensación de tener el abdomen hinchado.

“Es mejor evitar los refrigerantes, ya que son ricos en calorías vacías que no aportan nada al cuerpo. Por otra parte, están llenas de gas y dilatan el estómago, también perjudican la digestión”, dice Priscila.

Para una mejor digestión

Algunas bebidas pueden ayudar en el proceso de absorción de los alimentos, tal como lo aconseja la nutricionista. “El té de menta es una excelente bebida para facilitar el proceso de la digestión. Puede ser ingerido antes de una comida, aproximadamente 30 minutos, preferiblemente sin azúcar”.

“Los jugos naturales de cualquier tipo de fruta, siempre son mejores para la digestión“, concluye.

¡Compartir por correo electrónico!