Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

¿Puede ser el helado beneficioso para el running?

Durante mucho tiempo los deportistas siempre han buscado maneras de mejorar sus tiempos. Entrenamientos en el agua, correr con algún objeto pesado amarrado a la cintura, buscar altura para aumentar la capacidad pulmonar, son solo algunas de las cosas a las que recurren los amantes del running para reducir sus marcas.

Pero, recientemente, una publicación médica ha dado la vuelta al mundo. Se trata de un texto clínico en el que se afirma que el helado puede mejorar significativamente el rendimiento de un atleta. Sí, ese cremoso y delicioso postre puede ayudarnos a ir más rápido. Pero, ¿de qué se trata?

El doctor italiano Valerio Sanguigni, de 57 años, afirmó esto en una reciente publicación. El profesional en la rama de cardiología explica que “hasta donde sabemos, éste es el primer estudio que demuestra que un helado natural rico en polifenoles mejoró de forma aguda la función vascular y el rendimiento físico en individuos sanos a través de una reducción del estrés oxidativo”, detalló.

Esta es la razón por la que el profesor Valerio Sanguigni incluyó las propiedades antioxidantes en los helados. “Las temperaturas bajas y controladas son la mejor manera de conservar las propiedades antioxidantes de los alimentos. Es por eso que se me ocurrió incluirlas en helados”, comentó.

Sanguigni entonces procedió a la realización de su teoría. En una investigación publicada en la revista científica Nutrition, comentó que realizó exámenes de sangre previa y posteriormente a un grupo de voluntarios. Luego los dividió: una parte probó la muestra y pedaleó, la otra sección también realizó el ejercicio pero no comió el helado alterado.

Los resultados demostraron que la hipótesis de Valerio Sanguigni era correcta. El grupo que probó el nuevo helado mejoró su función vascular, mientras que no se encontraron variables en los que no comieron el producto sin alteración.

El profesional de cardiología contó que la receta es secreta. Aunque el doctor Valerio Sanguigni detalló al diario italiano La Repubblica, en declaraciones que recoge el periódico Clarín de Argentina, que elaboró el helado en una heladería de Roma y que ya tiene tres sabores. Polvo de cacao oscuro, avellanas y extractos de té verde.

¡Compartir por correo electrónico!