Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Bolt, Ronaldo, Rousey: cómo entrenan los mejores

Son íconos a nivel mundial. Destacados deportistas que acaparan la atención mediática por sus logros y hazañas. Máximas figuras de su disciplina. El portugués Cristiano Ronaldo en el fútbol, el jamaiquino Usain Bolt en el atletismo, la estadounidense Ronda Rousey en los deportes de contacto. Pero, ¿cómo es un día de entrenamiento de estos sorprendentes atletas?

Quizá el mejor jugador de fútbol de la actualidad es también el personaje más disciplinado del gimnasio. El portugués de 31 años luce el físico de un modelo de portada. Cristiano Ronaldo gana premios por semana. Sólo durante los últimos siete días logró tres galardones, dos de forma individual y uno de manera colectiva. Pero todo este éxito tiene como pieza base el entrenamiento y, claro, el talento.

Cristiano Ronaldo pone mucho más énfasis en el trabajo de piernas. Sus ejercicios se basan en esa zona del cuerpo. El portugués puede llegar a realizar, en un solo día, ocho repeticiones de cien sentadillas. Ocho repeticiones, por cada pierna, de estocadas con salto. Diez repeticiones de salto al cajón. Diez repeticiones de sentadillas con salto. Este circuito lo repite unas tres veces y descansa entre tres a cinco minutos entre sesión y sesión.

Aparte, la estrella del Real Madrid también tiene un plan para su alimentación. Cristiano Ronaldo no consume chocolates, ni dulces, ni alcohol. Diariamente ingiere 3000 calorías, 1000 más que un adulto común, y están basadas en pescados a la plancha, frutas, pastas y arroces. La maquinaria más ganadora del mundo del fútbol cumple estos pasos religiosamente todos los días.

El mejor velocista de los últimos años no enfoca todo su entrenamiento en sus extremidades inferiores. Sus largas piernas, artífices del triplete en oro olímpico en 100 metros, son la opción secundaria durante su entrenamiento. Aunque parezca increíble, toda la atención y exigencia en el gimnasio de Usain Bolt están enfocadas en su core.

Así es. El core, como suelen llamar los entrenadores fitness a esta zona del cuerpo, que no es otra que la parte que engloba la región abdominal y zona baja de la espalda, compuesta por oblicuos, rectos abdominales, suelo pélvico, diafragma, multifidus y el músculo transverso abdominal.

Pero, ¿por qué el hombre más veloz del mundo no entrena las piernas? El talento le sobra a Usain Bolt, pero sus ejercicios están enfocados en el core porque resulta ser más completo. Además, y este es un hecho que pocos saben, el jamaiquino tiene un serio problema en la espalda y, a través de este tipo de rutinas, de alguna forma, también le ayuda con ello. El esfuerzo en esta zona del cuerpo también mejora la respiración, reduce el riesgo de lesiones, equilibra la postura y beneficia el punto de equilibrio de nuestro cuerpo.

Un apunte sobre el entrenamiento de Usain Bolt: luego de toda esta rutina, la parte más dolorosa, y confesada por él mismo como “lo peor del entrenamiento”, es sumergirse en agua helada.

Una de las mujeres más peligrosas del planeta tiene el entrenamiento más salvaje que se pueda imaginar. Ronda Rousey, de 29 años, se prepara para su pelea del 30 de diciembre en Las Vegas ante Amanda Nunes. El combate será por el cinturón de peso gallo de la UFC y se puede considerar como el último esfuerzo del año.

A pocos días de terminar 2016, Ronda Rousey pasa más tiempo entrenándose que pensando en cómo va a despedir este año. La estadounidense se ejercita en la playa, casi siempre, aunque también pasa buen tiempo de su día en el gimnasio, pegada a un saco de boxeo, vestida de negro y sudando a montones. Ésa es la exigente vida de una de las atletas más formidables en el deporte de contacto.

En la playa trota y usa pesas de mancuernas para hacer ejercicios de sombra. Aunque Ronda utiliza todo el beneficio del mar, ella se sumerge hasta la altura de la cintura y acelera en el rápido movimiento de la sombra. Este tipo de rutinas beneficia su postura y su equilibrio. La resistencia del mar permite que ella fortalezca las piernas y se enfoque en su eje de gravedad, algo fundamental en los deportes de contacto.

¡Compartir por correo electrónico!