Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Cinco lugares para correr en Lima

Lima, ‘Ciudad de los Reyes’, también podría ser ‘Ciudad de los Runners’. La capital de Perú se caracteriza por sus diversos microclimas, los desniveles y, sobre todo, por la variedad de escenarios que se pueden utilizar como habituales rutas de entrenamiento para los corredores locales o aquellos que lleguen de viaje y no quieren perder el ritmo.

Sin duda, la ruta más recomendable y preferida de los corredores peruanos es el Pentagonito de San Borja. Este tramo, que tiene aproximadamente cuatro kilómetros y 100 metros de perímetro, es uno de los circuitos planos más saludables. El trayecto también está lleno de una abundante vegetación, buena iluminación y seguridad. Una de las ubicaciones más recomendables.

Otro escenario ideal para practicar el running es el corredor de la avenida Raúl Ferrero. Esta ruta se encuentra en el distrito de La Molina. Son seis kilómetros en línea recta, sin subidas y con poca altitud. Lo confortable de este trayecto es que está bien señalizado, iluminado y es seguro. También, si deseas aprovechar más el tramo, puedes ir en bicicleta, ya que está acondicionado con una gran ciclovía. Un dato extra: los domingos esta calle está completamente cerrada al tránsito vehicular.

 

Ver más

La etiqueta running

¿A qué edad mis hijos pueden practicar running?

¿Café con aceite de coco para adelgazar?

 

Si deseas practicar en un terreno “endurance”, Loma Amarilla en Surco es tu mejor elección. La ubicación de esta ruta es en el Parque Ecológico. Una elevación natural que te pondrá a prueba en cuestas y pendientes. Situada entre la Avenida Monte de los Olivos y el Jirón Ismael Bielich Flores, el trayecto está abierto de lunes a domingo de 8 am a 18 pm. Los fines de semana es ideal para ir con la familia pues existen diversas actividades en el recinto.

La Costa Verde es una de las rutas preferidas por los runners limeños. Con una vista espectacular, pues está el Océano Pacífico a un lado y la carretera al otro. Son 25 kilómetros que recorrerás desde Chorrillos hasta San Miguel. Pendientes, cuestas, tramos rectos, elevaciones y sobre todo la gran sensación de libertad. Escuchar el sonido del mar mientras la brisa golpea tu rostro es una de las mejores sensaciones para los corredores.

El Golf de San Isidro, uno de los pulmones de la ciudad, es un área de 3,7 km ideal por las mañanas antes de las 8 am o por las noches después de las 10 pm. La ruta es plana y está bien señalizada. La ruta no tiene muchas fluctuaciones de altitud. También puede ser recorrida en bicicleta.

¡Compartir por correo electrónico!