Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Correr 5 minutos o caminar 15, ¿qué es mejor?

¿Correr 5 minutos o caminar 15? Establecida la incertidumbre sobre qué acción favorece más a la salud de una persona, debemos entender que, como premisa principal, ambos ejercicios ayudan a los corredores. Pero, ¿cuál de ellos es mejor, correr o caminar?

Tanto correr como caminar benefician a los runners. Ya sea durante cinco, quince o treinta minutos, ambas actividades tienen un impacto positivo en la salud del atleta.

Caminar, desde hace mucho tiempo, se ha establecido como una actividad favorable en potencia. Si bien parece un ejercicio que no requiere de mayor esfuerzo, es justamente su bajo desgaste lo que seduce a las personas.

Una serie de estudios publicados en 2013, en la revista científica Plos One, determinaron que realizar acciones como trasladarse tiene mayores beneficios para la salud en comparación a ejercicios más intensos, pero de menor duración. A partir de este concepto aparece la idea, ¿será posible que andar quince minutos sea mejor que correr cinco?

Según la Universidad de Texas, correr cinco minutos tiene los mismos beneficios que caminar 15. Los números no se equivocan, pero sí se alejan cuando transcurre más tiempo. Digamos que el individuo hace una carrera de 25 minutos: aquí, la persona tendría que caminar durante una hora y 45 minutos para obtener los mismos resultados.

 

Ver más

Calistenia aplicada al runner

¿Cuán necesario es calentar antes de entrenar?

Estudio: Correr 1 hora agrega 7 horas de vida

 

Sin duda, el simple hecho de ir paso a paso tiene beneficios colaterales: es ideal para personas que tengan sobrepeso, problemas en las rodillas o padezcan de lesiones graves.

Otra investigación, del National Center for Biotechnology Information, establece que 10 mil pasos son el mínimo que se tienen que realizar para que tenga un beneficio específico para la salud. El estudio es más preciso e indica que, dependiendo de la zancada (75 cm de promedio), se tiene que cubrir una extensión de ocho kilómetros, aproximadamente.

Una caminata relaja el alma y tranquiliza el espíritu, pero no reducirá calorías. El American College of Sports Medicine recomienda que un adulto camine a una velocidad promedio entre 4,8 y 6,4 km/h para notar algún cambio considerable a largo plazo.

¡Compartir por correo electrónico!