Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

¿Correr con zapatillas crocs?

Para la práctica del running no hay reglas establecidas. A diferencia de otros deportes, que te piden específicamente ciertos tipos de accesorios, para correr solo es necesario un par de zapatillas y la voluntad de realizar el ejercicio.

En el mercado del running existen diversos tipos de calzados. Las zapatillas se pueden dividir según el tipo de pisada que tengas. Existen las que son útiles para los sobrepronadores, otras tantas para los supinadores y algunas para los neutrales. Y también están las minimalistas.

Pero recientemente, a partir de un resultado en una carrera realizada en Estados Unidos, nace una pregunta en la cabeza de los corredores: ¿se puede también practicar el running con zapatillas crocs? Y automáticamente llegan más dudas. ¿Será beneficioso? ¿Mejoraré mi tiempo? ¿Está permitido?

Vamos al hecho inicial: ocurrió en Estados Unidos. Sasha Pachev, un padre de familia de Indianápolis, corre con zapatillas crocs desde 2008. El papá de nueve hijos tiene como mejor marca en maratón 2h31m52s. Quizá el tiempo de Pachev respalde alguna teoría y que el calzado ayude al deportista. Sasha, además, ha mejorado a partir de la implementación de las crocs. Ha alentado también a sus hijos a que continúen con su método. Benjamín, uno de los mayores, recientemente participó en el 500 Festival Mini-Marathon de Indianápolis, completando el tramo de 21K en 1h11m53s.

 

Ver más

El running y la lucha contra el cáncer de colon

Correr 5 minutos o caminar 15, ¿qué es mejor?

Estudio: Correr 1 hora agrega 7 horas de vida

 

¿Pero qué dice la medicina sobre el uso de las zapatillas crocs? La doctora Megan Leahy, podóloga del Bone and Joint Institute de Illinois, comenta que no son recomendables para usarlas todo el tiempo. “Por desgracia no son adecuados para llevarlos puestos todo el día”.

La especialista detalla que el calzado “no asegura el talón de una forma apropiada. Si el talón no está bien sujeto, tendemos a apretar los dedos, cosa que puede causar tendinitis o empeorar los problemas en las uñas, las deformidades en los dedos, los callos y las durezas. Las consecuencias pueden ser las mismas con cualquier sandalia o zapato sin sujeción en el talón”.

La doctora apunta un detalle más: las zapatillas no son adecuadas para caminatas. Quizá sí para actividades recreativas, pero no se debe abusar del uso. “Está bien usar este tipo de zuecos para ir a la playa o a la piscina, pero no deberían utilizarse para hacer caminatas largas. Me doy cuenta de que los niños tienden a viajar y a abusar de este calzado”.

Definitivamente, una zapatilla curiosa para un deporte exigente. Lo recomendable es consultar con su médico o usarlas para lo que fueron creadas, la búsqueda de la comodidad.

¡Compartir por correo electrónico!