Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Estudio señala hábitos riesgosos en corredores

Quizá sea por su sencillez que el running es uno de los deportes que más expansión ha tenido en el mundo. Pero, a la vez, la simple acción deportiva envuelve una serie de actividades que se tienen que realiza para prevenir la salud.

Un análisis científico publicado recientemente ofrecía conclusiones preocupantes con respecto a los corredores españoles. Los destapes son avalados por el VI Estudio CinfaSaludPercepción y hábitos de los corredores y corredoras españoles.

Las estadísticas de los profesionales médicos son contundentes. Según el estudio, nueve de cada 10 corredores no toman las previsiones básicas necesarias para practicar el running.

La muestra detalla que los encuestados presentan diferentes motivos por los cuales practicar running. Cuidar la salud impulsa a un 29,4%, tener un buen aspecto físico estimula a un 18.1%, la superación personal mueve a un 18% y la simple diversión a un 17,5%.

El estudio también arrojó que tres de cada cuatro runners evaluados nunca se realizó una prueba médica de esfuerzo. También expresó que el 86,2% no tiene un plan estructurado de alimentación, y el 77% no cuenta con un esquema de entrenamiento.

 

Ver más

¿Correr con zapatillas crocs?

El running y la lucha contra el cáncer de colon

Cómo quemar grasa mientras duermes

 

Pero quizá el punto más delicado del estudio es que casi la mitad de los encuestados (48,5%) no ejerce ningún tipo de calistenia previa a la actividad deportiva. Los médicos recomiendan que los deportistas, amateurs o profesionales, realicen estiramientos antes y después de correr.

Pedro Manonelles, presidente de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (Semed), expresó que “el 5% de los corredores experimenta dolor torácico, el 6% palpitaciones y taquicardia, un 10% ha tenido síncopes… ¡Y no consultan a los médicos! Es terrible, puesto que pueden ser síntomas de una enfermedad que acabe en muerte súbita”, comentó.

Esos síntomas son claros y deben ser atendidos por profesionales de la salud. La solución es simple, prevenir antes que lamentar: consultar al médico y realizar pruebas de salud para conocer su estado físico y el esfuerzo que puede realizar.

¡Compartir por correo electrónico!