Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Tengo asma, ¿puedo practicar running?

El trabajo de los pulmones es vital en el ejercicio de correr. Es sin duda la base para realizar running: la cantidad de aire que ingresa en nuestro sistema respiratorio, de alguna manera, determinará el tiempo que podamos prolongar la actividad. Aunque esto no está ligado del todo: no hay que olvidar que los músculos realizan, también, un trabajo fundamental en el entrenamiento.

Uno de los mejores atletas del planeta padece de asma. Para el etíope de 43 años Haile Gebrselassie, especialista en pruebas de fondo y ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sidney 2000 en la distancia de 10.000 metros planos, tener esta enfermedad no es ningún impedimento.

Pero, ¿qué es el asma, cómo perjudica al sistema respiratorio y cómo afecta al correr? La doctora Rosario Rivera, especialista en medicina física y rehabilitación en la Clínica Chacarilla, nos comenta que el asma es “una obstrucción de las vías respiratorias que reduce considerablemente el ingreso de aire en nuestros pulmones”. Bajo esta premisa realizamos la consulta, ¿se puede o no realizar running teniendo asma?

“Nunca se debe practicar el running durante una crisis asmática. La hiperreactividad bronquial puede mejorar con el ejercicio; pero es muy complicado que pueda curarse”, detalla Rosario. “La persona que se anime a practicar running, siendo asmática, deberá estar clínicamente controlada. Debe ser responsable y utilizar la medicación que su doctor le ha recomendado”.

Teniendo en cuenta este comentario, la profesional también brinda algunas recomendaciones para aquellas personas que sean asmáticas y que se animen a practicar alguna actividad deportiva.

“Lo ideal es empezar la actividad de manera ascendente: de menos a más. Un calentamiento inicial no estaría mal. Quizá, como prevención, utilizar el inhalador diez minutos antes de iniciar el ejercicio y poco a poco elevar el ritmo”, comunica la especialista.

La doctora hace hincapié en que es vital que, de todas formas, se pregunte a su médico cómo realizar de manera adecuada la actividad física. Eso sí, la especialista comenta: “El running no curará el asma, pero sí puede ayudar a controlarlo”. Querer es poder, o sino, que se lo digan a Haile Gebrselassie.

 

Ver más

El vino y sus beneficios en el deportista

¿Correr te puede convertir en un mejor amante?

¿A qué edad mis hijos pueden practicar running?

¡Compartir por correo electrónico!