Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

¿Vas por tu primer triatlón? Te ayudamos

Si estás leyendo esta columna es porque ya tomaste una decisión: comenzar con el triatlón. Sin dudas, para llegar a este punto se necesita de una cierta dosis de “locura”. Pero, sobretodo, se trata de tener fe en sí mismo porque, por sobre todas las cosas, hay que creer en que se va a lograr. Eso sí, después de un arduo, dedicado y duro trabajo.

Para comenzar, aparte de tomar la decisión de hacerlo hay varios pasos que recomendamos revises.

El entrenamiento, tu prioridad

El primero es separar un momento en el día para poder entrenar. Vas a necesitar seguir una rutina juiciosa para ponerte en forma y el tiempo para hacerla debe convertirse en parte de tu día a día.

El segundo es establecer una meta. Muchas veces lo mejor es escoger un evento o competencia en un tiempo prudencial en el cual participar. Esto te ayudará a que en momentos difíciles (porque los habrá) durante la fase de entrenamiento, donde sientas que no quieres seguir adelante, recuerdes que tienes una meta a la cual llegar.

Y el tercero, y muy importante, asesórate con un entrenador o entrenadora. Ellos te van a decir cual es la mejor manera para prepararte.

Una vez definidos los anteriores pasos, viene quizás una de las partes iniciales del proceso más entretenidas y divertidas: conseguir los elementos necesarios para practicar este deporte.

Vale la pena que inviertas algo de dinero…

Tengan en cuenta que lo ideal para hacer triatlón es usar un “tri-suit”. Es un vestido enterizo -tanto para hombres como para mujeres. Puede ser con manga larga o manga sisa; va hasta la rodilla y se usa durante la práctica de las tres disciplinas. La gran ventaja que tiene es que el material con el que se fabrica repele el agua y es muy cómodo no solo para nadar sino para montar en bicicleta.

Para entrenar cada deporte por separado, recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

Natación: Vas a necesitar un vestido de baño, un gorro y unas gafas. En el caso de las mujeres, recomendamos consigan un vestido de baño enterizo, con tirantes cruzados en la espalda para garantizar comodidad. Para los hombres, lo ideal sería un vestido de baño ajustado, en Lycra, que puede ser corto o largo hasta la rodilla.

Usar una pantaloneta de baño común y corriente resultará incomoda, poco ergonómica a la hora de nadar. Los gorros de silicona son muy buenos, no son costosos, vienen en diversos colores y tienen una buena vida útil si al salir de la piscina lo enjuagas, lo secas y lo guardas con un poco de talco en la parte interior. La oferta de gafas para nadar en el mercado es muy amplia. Lo mejor es probar varias para asegurarte que las que escojas se acomoden bien a tu cara. Para nadar en interiores (piscinas cubiertas) los lentes ideales son los trasparentes, mientras que para nadar en exteriores, los mejores son los polarizados.

La bicicleta: siempre recomendamos que para comenzar busquen una bicicleta de ruta, con cambios y en aluminio. Esta será ideal para que aprendan a sentir lo que es estar sobre la bicicleta por 1 o 2 horas, hacer la combinación adecuada de cambios y acostumbrar al cuerpo a la posición de carrera (además que por costo será más accesible). Las bicicletas para triatlón específicamente, de carbono, con llantas con perfil son una maravilla para cuando ya tengamos mas experiencia en el deporte.

Finalmente, para correr lo más importante son los tenis: asegúrate que son los ideales para tu tipo de pisada. Siempre usa visera, gafas y bloqueador para protegerte del sol.

¡Compartir por correo electrónico!