Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Logró récord Guinness al correr en la mina más profunda del planeta

Millán Ludeña tiene 37 años y un gran proyecto de vida. El deportista extremo ecuatoriano efectuó con éxito el primer paso del desafío Del centro de la Tierra al sol: el atleta corrió una media maratón en el lugar más profundo de la Tierra: la mina de oro de Mponeng, en Sudáfrica, con cuatro kilómetros de profundidad.

La historia y el reto de Ludeña iniciaron meses atrás. El deportista de Guayaquil se preparó mental y físicamente a lo largo de un año. Consciente de las dificultades y de los problemas climáticos que encontraría en su reto, el atleta tuvo que simular las condiciones que hallaría en un lugar con semejante profundidad.

Ludeña se enfrentó al calor del sol y a la humedad de las montañas ecuatorianas, para emular lo que le esperaría en la mina de oro sudafricana, un infierno vertical, oscuro y sofocante.

Para entender la hazaña de Millán Ludeña, basta con saber que la mina es amenazada constantemente por terremotos debido a su profundidad.

Discovery Channel realizó un documental para un episodio del programa Ingeniería Extrema. En ese episodio, el periodista Danny Forster se adentró para mostrar la inmensidad de la estructura y los peligros que conlleva en sus 4 mil metros de fondo.

 

Ver más

Top 6: películas motivadoras

Corrió una maratón llevando a sus tres hijos y entró en el Guinness

Burundi: el misterio de la nación africana donde está prohibido correr

 

Además, el ecuatoriano tuvo que lidiar con los 54 grados centígrados y guiarse en la maraña de túneles que se extienden en su interior. Una pequeña ciudad subterránea.

Millán Ludeña: aventura en el centro de la Tierra

El ingeniero de profesión logró completar la media maratón tras dos horas el domingo 20 de agosto. Con este tiempo, Millán Ludeña ganó un récord Guinness.

“Es difícil explicar qué significa esto, quizá es la materialización de un sueño. O tal vez el reconocimiento al esfuerzo de todo un año. En todo caso, de lo que sí estoy seguro es de que esto habría sido imposible sin el apoyo del equipo que me acompaña en esta aventura y, sobre todo, sin el respaldo de mi novia Caro Bassignana, quien se trepó esto al hombro desde el principio. ¡Muchas gracias negra!”, publicó en su Facebook junto a la foto del reconocimiento internacional.

Ahora Millán Ludeña tiene planeado hacer lo mismo, pero en el lugar más cercano al sol. Será en el volcán Chimborazo, Ecuador.

El ingeniero salió de Sudáfrica apenas finalizado el primer desafío y voló hasta la ciudad de Quito, para posteriormente trasladarse 150 km hasta la ciudad de Riobamba, sin tiempo de descanso o aclimatación.

De lograr esta hazaña, el extremo deportista cumplirá su sueño: completar el loco desafío Del centro de la Tierra al sol.

¡Compartir por correo electrónico!