Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Un vicio? Descubre por qué correr da tanto placer

Mientras los pies tocan el asfalto, todo el cuerpo se mueve. Brazos paralelos impulsan las zancadas; los músculos de la espalda y del abdomen protegen a la columna del impacto contra el suelo; cadera, piernas, tobillos, pies, todos están coordinados en movimiento y equilibrio para que el cuerpo corra. Después de algunos minutos, el sudor invade tus poros, el corazón se acelera, la mente está alerta y la respiración se sincroniza con tus pasos. Pero el running no es sólo un cuerpo en movimiento, descubre por qué correr da tanto placer…

Cuando comienzas a desacelerar y las pulsaciones cardíacas y la respiración vuelven a la normalidad, la vida sigue. Baño, desayuno, tráfico, trabajo, reuniones. Pero estás diferente, más dispuesto, con energía y bienestar.

Eso tiene una razón: mientras corrías, muchas cosas pasaron dentro de ti. Más que esa sensación de brisa en la cara y de los pasos en el asfalto, ¡el running es pura química! Cuando corres, un torbellino de hormonas comienza a trabajar.

Esa sensación de felicidad post entrenamiento es real: “el viaje del running” existe y, cuando se transforma en un hábito, correr se vuelve un estilo de vida y un vicio de los buenos. Entre todas las hormonas que se activan al correr, destacamos los principales, esas que te ponen feliz.

Endorfina

Sustancia con propiedades de la morfina producida internamente por el organismo. Nace en la hipófisis y en el hipotálamo durante ejercicios vigorosos, excitación y orgasmo. Es un neurotransmisor, al igual que la noradrenalina, la acetilcolina y la dopamina, y es utilizada por las neuronas en la comunicación del sistema nervioso.

Las endorfinas ejecutan un papel esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión, además de aliviar el dolor y causar bienestar. Las endorfinas ponen al organismo entero en un estado de relajación y también regulan la fatiga. ¡Y causan adicción!

Según especialistas, la irritabilidad común entre los atletas después de mucho tiempo sin ejercicios es síntoma de abstinencia de endorfina. 

Endocannabinoides

Créelo: existe cierta relación entre el running y el consumo de marihuana. Eso es debido a la liberación de anandamida (endocannabinoides) que sucede al correr, y también al fumar marihuana.

Investigadores de la Universidad de Heidelberg publicaron un nuevo estudio que desafía aquella vieja historia de que la endorfina es la única responsable del “viaje del corredor”.

Ese bienestar, según este estudio, sucede debido a los endocannabinoides, que pueden ser clasificados, básicamente, como receptores de la marihuana en el cuerpo. Ambos afectan a esos receptores e impactan varios procesos fisiológicos, incluyendo el apetito, el dolor, la memoria y el humor.

La investigación fue publicada en el periódico científico Proceedings of the National Academy of Sciences, de los Estados Unidos, y se probó en ratones.

Leptina

La leptina es una hormona producida por el tejido adiposo, que influye en los mecanismos de saciedad y también
en la actividad física.

Algunos relacionan esa sensación de libertad, de bienestar y energía que los corredores dicen sentir durante sus rutinas no sólo con la liberación de endorfinas o de endocannabinoides, sino con un mecanismo de recompensa activado por la leptina.

De acuerdo a un estudio publicado en el periódico científico Cell Metabolism, realizado por investigadores de la Universidad de Montreal, la leptina además actúa en las neuronas que producen dopamina, un neurotransmisor que también proporciona esa sensación de bienestar.

 

Ver más

5 tips para crear el hábito de levantarse temprano

Corrió más de 800K, pero Guinness no se lo aceptó

Ezequiel Gracida, corriendo hacia la libertad

Comida para ser feliz

Una alimentación balanceada y rica en vitaminas B y D también puede ayudar a estimular la producción de hormonas, como serotonina y dopamina, responsables de la sensación de bienestar. Fíjate:

  1. Chocolate amargo. Rico en grasas buenas y antioxidantes, estimula la producción de triptófano, precursor de la serotonina.
  2. Choclo orgánico. Rico en vitamina B6, buena para la circulación sanguínea y fundamental para las funciones del cerebro.
  3. Proteínas. Este nutriente, encontrado en carnes, por ejemplo, es rico en triptófano.
  4. Vegetales. Brócolis, rúcula y vegetales de hoja oscura liberan serotonina en el organismo.
  5. Ajíes. Liberan capsaicina, que estimula al cerebro a producir endorfina, que causa una sensación de euforia y placer.
  6. Avena. Este alimento contiene selenio, además de otras fibras solubles con antioxidantes, esenciales para una energía duradera.
excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!