Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Conoce las ventajas de correr de noche

La gran mayoría de corredores tiene hábitos establecidos a partir de su entorno. Rutas preferidas, tiempo de entrenamiento y determinados acompañantes. En la práctica del running, el horario también es un apartado fundamental. En este campo existen dos grandes grupos: los que corren en la mañana y los que lo hacen por la noche.

Correr de noche tiene múltiples ventajas, y quizá sea mejor que entrenarse durante el día. Claro, los métodos y hábitos se respetan, pero puede que hacer running mientras la mayoría está en casa te traiga ciertos beneficios.

Quizá el más importante sea la liberación de otras actividades. Si sales a correr de noche, ya tendrás gran parte de tus responsabilidades resueltas: esto te dará la gran ventaja de enfocarte enteramente en el running.

Otro punto vital es la cantidad de gente. Definitivamente hay menos corredores en las calles por las noches. La mayoría prefiere quedarse en casa y prepararse para el día siguiente. Esto te permitirá evitar el tumulto, estarás más relajado y tendrás una sensación de libertad más amplia.

 

Ver más

Consejos para correr cuesta abajo

El running y la lucha contra el cáncer de colon

Estudio señala hábitos riesgosos en corredores

 

La quema de calorías no se verá afectada pues el esfuerzo es el mismo. El gasto energético no se alterará y tendrás la enorme ventaja de poder “atacar” ese postre que ingeriste de más.

Tu sueño no se perturbará. Si bien tu cuerpo experimenta una cierta cantidad de cambios al momento de terminar de correr, esto puede ser contrarrestado con algunos consejos.

La doctora Liza Núñez del Prado, neuróloga del Instituto Peruano de Neurociencias, recomienda que “la mejor forma de irse a dormir luego de practicar deporte nocturno es dejar pasar un par de horas entre la actividad y el momento del sueño. De esta manera, tu temperatura corporal volverá a 37 ºC, los latidos regresarán a su ritmo de descanso y tus niveles de adrenalina se estabilizarán”.

Teniendo estos factores en cuenta, anímate a correr de noche. Puede ser la forma más agradable de terminar tu día, con sano ejercicio y todas las responsabilidades ya resueltas.

¡Compartir por correo electrónico!