Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

¿Correr hace que tus pies se agranden?

En el mundo del running existen diversos tipos de mitos. Las leyendas van desde las más absurdas historias hasta las, de alguna manera, lógicamente probables. Supuestamente correr en ayunas o con mucha ropa te hará adelgazar, o que tus mejores marcas serán antes de los 30 años o que mientras más kilómetros recorras serás mejor. Todo falso.

Si bien existe un pequeño rango de verdad, no se puede decir que las premisas expuestas anteriormente son totalmente ciertas. Existe una pregunta que tiene tono de fábula y respuesta de novela científica: ¿a los runners nos crecen los pies?

Para resolver esta duda recurrimos a Yasica Doy, directora del centro de salud integral del pie Lima Blue. “Primero tenemos que entender a los pies. Ellos crecen hasta que las personas alcanzan su máximo tamaño. Las mujeres alrededor de los 18 y en los varones hasta los 21. Estos números pueden variar, pero es el promedio”, explica la especialista.

 

Ver más

Uñas de corredor, ¿cómo evitarlas?

¿Cuál es el mejor deporte según tu edad?

Estudio: a qué edad comienzan a desmejorar tus tiempos, según género

 

Pero la duda sigue circulando en el aire. ¿Pueden los pies de un runner crecer? La doctora Doy es clara en su respuesta. “No. Los pies no crecen, pero sí se estiran. Lo que sucede es que el arco plantar de los pies tiende a ir aplanándose por la presión del peso del corredor. La gravedad también contribuye y los músculos intrínsecos, poco conocidos, y los extrínsecos, tienden a ir acomodándose”, detalla.

Para la doctora Doy, este “estiramiento” no puede ser tomado como “crecimiento”, ya que muchas veces es imperceptible y, además, no se considera un desarrollo real de toda la estructura anatómica del pie.

“Este aplanamiento del pie puede tener su origen en la fatiga muscular. El trabajo excesivo de las extremidades inferiores, que sugiere recorrer kilómetros y kilómetros, hace que la planta del pie tienda a aguantar menos y a hundirse un poco más”, explica.

De todas formas, es una situación incómoda si se usan zapatillas muy ajustadas. Lo más conveniente es que, si sucede esta complicación, visite a un podólogo de confianza para llegar a una solución.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!